Por primera vez en la región se crean tecnológicas a escala

VBAの資格とは?資格の種類や難易度・勉強方法などを解説! | Career-Picks

CEO de Surfing Tsunamis

Por primera vez en la historia, América Latina está generando empresas de base tecnológica en escala. Son las “Tecnolatinas”, hay miles de ellas y están transformando la economía con productos innovadores, que van desde las compras online y los pagos electrónicos hasta la telemedicina, la biotecnología y las imágenes satelitales. En conjunto crearon más de US$221.000 millones de valor y cientos de miles de empleos.



Las tecnolatinas argentinas se destacan por su capacidad para proyectarse a la región y al mundo y crearon 45% del valor del ecosistema regional de startups tecnológicas. Las más conocidas son MercadoLibre, Globant, Auth0, Satellogic, Bioceres, Etermax y Mural.

Sus equipos lograron ser exitosos desde uno de los entornos de mercado más tóxicos y desafiantes del mundo.

Tuvieron que enfrentar la inestabilidad política y económica, una de las inflaciones más altas del planeta, regímenes de cambio difíciles de entender por cualquier extranjero, infraestructura inadecuada, marcos regulatorios burocráticos, instituciones débiles, políticos arcaicos y ecosistemas de inversión poco desarrollados.

TECNOLATINAS

¿Cómo lo lograron? Esta es la pregunta que exploramos a lo largo de varios años con estudiantes del MBA y del Executive MBA de Wharton que vinieron a estudiar el ecosistema emprendedor argentino. Nadie imaginaba ver una empresa de la envergadura global de MercadoLibre en un país como la Argentina. Tampoco es fácil entender que una empresa como Globant logre en menos de 20 años llegar a tener más de 10.000 profesionales. O que un grupo de jóvenes sin experiencia en la industria espacial, como Satellogic, pueda, desde una oficina en el barrio porteño de Palermo, reinventar la industria satelital global.

Diez cosas que debes saber antes de comenzar su MBA | FOTOGALERIAS | GESTIÓN

Buenos Aires apenas figura en el Global Startup Ecosystem Report 2020 entre los 70-80 ecosistemas emergentes del mundo. Antes de esos ecosistemas emergentes vienen los 40 ecosistemas líderes. Entre ellos, Tel Aviv-Jerusalén, que es el séptimo en competitividad. Sin embargo, Mercado Libre vale más que las cinco mayores empresas israelíes listadas en NASDAQ juntas, y solo 6 empresas israelíes listadas valen más que Globant. ¿Cómo es posible?

Creo que la explicación es parecida a lo que ocurre en el fútbol: a veces el potrero es mejor escuela que una cancha perfecta. Nuestros emprendedores saben que no pueden esperar casi nada de la Argentina y están acostumbrados a enfrentar todo tipo de obstáculos. Por eso salen a conquistar el mundo con espíritu y con el respaldo de un pool de capital humano vasto, diverso y profundo. A diferencia de Brasil, donde los emprendedores tienen un mercado gigante que permite crecer localmente a quienes quieren emprender, nuestros jóvenes más preparados tienen menos opciones y saben que tienen que emprender proyectándose al mundo desde el primer día.

Curiosamente, la falta de oportunidades que enfrentan en el mercado local fuerza a nuestros emprendedores a crear startups que encajan con lo que buscan los inversores: equipos talentosos capaces de hacer mucho con poco, que estén abordando problemas y mercados de gran envergadura con soluciones creativas y disruptivas.

Los emprendedores exitosos luego se ven expulsados del país, particularmente por nuestro sistema impositivo y nuestra hostilidad hacia quienes tienen éxito. Pero sus equipos quedan y nuestras startups están creando un ecosistema que puede ser un día la base para la transformación de la Argentina.

Es un ecosistema con espíritu emprendedor, innovador, meritocrático, colaborativo y capaz de competir con las mejores empresas del mundo con soluciones de nivel global. Un ecosistema que genera empleos de calidad y sabe que el recurso más valioso de nuestro país son sus talentos.