En la época más difícil para la Yerba Mate, nosotros apostamos

Héctor Dingler, presidente de la Cooperativa Yerbatera Indumar, elegido como CEO del mes por Revista Publicity, nos cuenta su historia y los vaivenes que tuvo que atravesar para lograr el éxito y el prestigio de los cuales goza el día de hoy.

La Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo, tuvo sus comienzos en el año 1994, fue creada por productores de la picada Indumar, que formaban parte del cambio rural (Programa que depende de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca que promueve el crecimiento de la producción rural a través de sus productores, con el apoyo técnico del INTA). Los memoriosos recuerdan aquella primera reunión en un bar muy popular de la zona llamado EL REENCUENTRO, ahí estuvieron tambien técnicos del INTA y el director de Acción Cooperativa de Misiones, Sr. Abraham Sluki, dónde tuvieron una charla instructiva sobre como formar una cooperativa.

Se reunían cada quince días en las casas o galpones de los integrates del grupo dónde la charla era siempre de cómo mejorar la producción aplicando buenas prácticas en el cuidado del suelo, el corte de la yerba y de cómo conformar la Cooperativa Yerbatera. En esos momentos tenían graves inconvenientes para comercializar yerba y la escasez de secaderos los obligaba en muchas ocasiones a la venta de acopiadores golondrina que llevaban alegremente la producción y no volvían a saldar su deuda con los productores.



Luego de una amplia reunión y con gran convocatoria de colonos de la zona y con interés de formar una cooperativa, se congregaron en la Esc. Nª 438 de la picada Indumar, fijaron fecha, lugar y hora, no faltó nadie; en esa reunión estuvieron presentes brindando todo su apoyo el ex Intendente Cacho Alvez y Jorge Espinoza quien era en ese momento presidente de la Coop. de A y E, además presenció la misma el Ing. Juan Kornoski y el Jefe de la Agencia del INTA San Vicente.

Así, una mañana primaveral nacía lo que hoy es la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo, luego de un intenso debate entre productores y colaboradores se aprobó el estatuto dónde fue electo como consejero titular Hector Dingler, seis consejeros suplentes: Ricardo Drozenski, Miguel Rosnicki, Luis Cristaldo y José Scher, el síndico titular y suplente. Una vez conformado el estatuto les esperaba un arduo trabajo, si bien no fueron fáciles los comienzos porque muchos de los productores desconfiaban y tenían de que esta cooperativa fracase como muchas otras de la zona.

¿Cuál fue el motivo más relevante para la conformación de la misma?

«Desde el primer día se habló sobre formar la cooperativa, para solucionar el problema de los productores yerbateros. La idea de formarla, era para lorar objetivos comunes y no lo que una sóla persona deseara. Veíamos una luz en el camino donde podíamos formar un secadero propio para más adelante comercializar el conjunto el producto. La Cooperativa, se formó a través de un grupo de productores en donde trabajabamos con asistencia técnica del INTA, debido a la necesidadque teniamos en la zona por la falta de secaderos.»

¿Qué cantidad de productores fueron parte de los inicios?

«Primeramente éramos 10 integrantes y 15 asociados, cuando formamos la cooperativa, luego se incorporaron más personas, hoy ya somos 125 socios, ero a su vez, la cooperativa trabaja con 500 productores aproximadamente, los cuales son clientes, no socios.»

¿Alguna anécdota que recuerde de los primeros pasos para formarla?

«Recuerdo las idas y vueltas por las que tuvimos que pasar para poder formar este gran sueño, rebuscamos todo tipo de lugar para poder reunirnos. Despúes de que la formamos, nos prestaban las casas de los productores para comenzar a reunirnos y así fuimos avanzando hasta que compramos el terreno donde hoy está instalada actualmente. Cuando la compramos había una casita del IPRODHA que era de la dueña del terreno, la fuimos ocupando como oficina durante 10 años aproximadamente.

¿Con qué inconvenientes se enfrentaron en aquellos años?

Cuando se inició la cooperativa, yo creo que fue la época más dificil para el sector yerbatero. no valía nada la misma, pagaban en efectivo para que dejen de cosechar, nosotros gracias a Dios igualmente apostamos y acá estamos. La Cooperativa cuando inició les pagaba a los productores una cuota de acciones que era algo de $20 aproximadamente, $200 sería hoy. Me acuerdo que eran cinco cuotas anuales, se cobraba $5 más por gastos generales y para trasladarse, muchos de ellos tenían esa desconfianza, ya que en aquel momento en dónde está ahora el edificio de la EFA acá en Dos de Mayo, se había formado una ccoperativa de granos, la cual fracasó, con esto quiero decir que habían «malas experiencias» en la zona. Gracias a Dios un grupo de productores confiaron en nosotros y salimos adelante. Una vez cnstituida la cooperativa se consiguió recursos del fondo espacial del tabaco para la primera etapa de construcción del secadero y después para la segunda, pero en esta oportunidad los fondos fueron del FRT, porque la mayoría de los productores teníam yerba, pero tambien tabaco, todo fue un plan presentado a través de APTM.

¿En algún momento recibieron el apoyo de instituciones gubernamentales?

Inicialmente no contamos con el apoyo de ninguna Institución Gubernamental, solamente colaboraron desde el municipio, el Intendente Cacho Álvarez con las máquins para emparejar el terreno para la construcción del secadero, la cooperativa de agua y energía, en ese momento, siendo el presidente Jorge Espinoza, con la bajada de luz, el tranformador medio que nos prestaron el primer año, y en la segunda etapa que pedimos segundo plan, le devolvimos los materiales que se usó y tambien nos ayudaron mucho asesorandonos ya que tenian experiencia en el campo.

¿Inviertieron en otro rubro?

Sí, del 2006 en adelante , después del cambio de gobierno, en aquel momento fue electo el gobernador Ing. Carlos Rovira. Recibimos un aporte económico para un nuevo secadero de cinta, nosotros iniciamos la construcción y después presentamos un pedido para la terminación. Siempre nos sentimos apoyados por parte del gobierno, en el 2006-2007 estuvimos presentando nuevos proyectos para hacer secadero de té, un vivero forestal, un aserradero y también ahora estamos envasando yerba con molino propio con nuestra marca INDUMAR.

  • Cuéntenos sobre el vivero forestal modelo con el que cuentan

Este vivero forestal modelo se construyó en el año 2015 en conjunto con el Gobierno de la Provincia a través del Ministerio del Agro y la Producción y en el año 2017 entró en funcionamiento. Primeramente se hizo un convenio de cooperación mutua entre el Ministerio del Agro, La Biofábrica y la Cooperativa, pero ahora la administración del vivero pasó a manos directamente a manos de la Cooperativa.

En el vivero se producen especies nativas, frutales y yerba mate con semillas seleccionadas que las adquirimos a través del INTA, esos plantines después se venden a los productores asociados; siempre estamos pendientes de las necesidades de los socios para poder ayudar y apoyar al productor, brindándoles todo con respecto a la yerba mate y el cuidado del suelo. En el vivero tambien tenemos especies implantadas. Firamos un convenio con la Subsecretaria de Desarrollo Forestal de la Provincia para el plan leña. Actualmente contamos con cien mil plantines destinados a ese plan. Tenemos un gran desafío por delante, tratar de crecer con envasado de la Yerba Mate, imponer nuestra marca trabajando, como así también estando en contacto permanente con los productores y los coperativistas brindando asesoramiento técnico y todo lo que ellos necesiten para mejorar la producción.

  • De alguna manera, la Cooperativa colabora con el sector educativo, ¿Ya sea escuelas o con hijos de los que la conforman? Trabajamos con las escuelas de la zona, hacemos aportes del Fonfo Incentivo del Cooperativismo, dónde las Cooperativas tienen un 5% de excedente para destinar a eso, las que están organizadas cuentan con cooperativas escolares y los hijos de los asociados que van a la universidad, reciben una beca por parte de la misma con dos cuotas anuales.
  • ¿Se exporta algún producto? ¿A qué país? Actualmente estamos exportando té, fue un aprendizaje para nosotros y algo nuevo conocer sobre como funcionaba el mercado exterior. Cabe mencionar que nuestros productos estén siendo envíados a Estados Unidos. En cuanto a Yerba Mate, se estaba vendiendo hace unos años 100% canchada a la Cooperativa Liebig y a otras empresas de Misiones y Corrientes, ahora que vamos creciendo con el envasado iremos bajando el porcentaje de venta de la yerba canchada, para ir dándole el valor agregado al producto envasado con nuestra propia marca. La Yerba envasada se está vendiendo en toda la provincia y en gran parte del país. Pasamos el peor momento, situaciones muy dificiles para lo que es el sector yerbtero, manteneros firmes y unidos nos ayudó a salir adelante, por eso siempre hay que apostar hacia el futuro y mirando siempre para adelante, teniendo nuevos emprendimientos e ideas en mente y no quedandonos solamente con lo que se hizo, buscar siempre seguir creciendo, innovando. Si bien la situación del país fue dificil en estos tiempos, nosotros no tuvimos inconvenientes, lo que si con el tema pandemia, se retrasaron los envíos de exportaciones de té, pero ya gracias a Dios ya retomamos los envíos. Nada queda de lo que fue en sus comienzos la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo, hoy día cuenta con grandes infraestructuras, amplias oficinas, un gran plantel de recursos humanos divididos en diferentes sectores pero que a la vez forman un gran equipo de trabajo, dónde el objetivo es el mismo para todos, hacer crecer a la cooperativa en todos los sentidos, dónde los valores del compromismo y el respeto son los pilares de la organización. La Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo viene trabajando desde 1994, ya pasaron casi 26 años desde su creación, pasaron por muchos momentos dificiles pero nunca bajaron los brazos. Cumplieron las bodas de plata con un gran festejo dónde se juntaron con familias, amigos, empleados y productores a brindar por la perseverancia, el crecimiento, fidelizando a los socios ya que son ellos los pilares de la misma.